SIGUENOS EN TWITTER


EL REAL MADRID GOLEA AL VILLAREAL EN 30 MINUTOS

Al Real Madrid le ha bastado su mejor media hora de la temporada y, tal vez, de la época Mourinho para vencer al Villarreal (3-0). Benzema, Kaká y Di María fueron los goleadores. Con esta victoria, los blancos continúan a la estela del Levante, mientras que el equipo castellonense cae al decenso.
20111026-202002.jpg

Parece que este equipo ha roto a algo más que a ganar. Cuando hasta hace bien poco tan solo bastaba su letal pegada o emplear la velocidad para acabar goleando a un rival, el equipo de Jose Mourinho sigue

experimentando mejorías colectivas que no hacen otra cosa que aumentar y sacar más brillo a todo su potencial.
El Villarreal pudo dar buena muestra de todo esto apenas empezó a rodar el balón. El primer aviso, un gol. Anulado. Di María centró desde la izquierda, Ramos entró con todo, pero Pérez
Lasa y su asistente dijeron que estaba en posición de fuera de juego.

Una presión adelantada hasta casi la misma portería de Diego López, permitió que los blancos se adueñaran del balón y empezaran a emplear la velocidad en espacios más cortos de lo que habitualmente acostumbran.

Visto y no visto
Aunque resulte contradictorio, el gol de Benzema llegó, no obstante, en un balón largo que supo aprovechar el galo y picarla ante la salida de Diego López. Cinco minutos de juego, y unas sensaciones de aplastamiento total por parte del Real Madrid.

Cuando los de Juan Carlos Garrido se dieron cuenta de que estaban jugando en el Santiago Bernabéu, contra el Real Madrid. Ya iban perdiendo por tres goles a cero. El segundo se lo fabricó el propio Kaká al hacer bueno un robo de balón esa presión incansable. Tiró desde fuera del área y segundo gol. Once minutos.

Y en menos de media hora, el Madrid siguió tocando a toda velocidad para que Ángel Di María se quedara solo y la cruzara ante Diego López. Rápido y muy fácil ante un rival que, viendo la que se le vino encima nada más comenzar, poco más quiso decir en lo mucho que aún quedaba de partido.
Cristiano, sin récord
Mientras todo el Madrid se divertía, Cristiano Ronaldo decidió por iniciativa propia que esta fiesta no era completa si no lograba ese gol (o goles, según quién los cuente), para llegar a los cien tantos oficiales vestido de blanco. Su cruce de palabras con Xabi Alonso quedó en categoría de anécdota, pero comprobar que no era tan fácil meterla como hace tres días en La Rosaleda, acabó por desquiciar al luso.

Poco cambió en la segunda parte pese a las entradas de Mesut Özil y Gonzalo Higuaín. Salvo algunan ocasión aislada y los vanos intentos de CR7, los blancos no quisieron hacer más sangre de un rival que continúa tocado y hundido.

20111026-202142.jpg

About xavi

Speak Your Mind

*

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.